2 de enero de 2007

Movie Review: The Departed (2006)

Fui al cine luego de una prolongada y obligada ausencia y mi destino fue la última película de Martin Scorsese, cuyo título original –una vez más- remite a un significado un tanto distante del elegido por los cráneos de habla hispana. Si el hacedor de una obra decide ponerle un nombre determinado, ¿con qué fin, y siendo más extremista aun, con qué derecho los comercializadores de la misma deciden alejar al espectador de la idea original del autor? ¿Se terminará alguna vez esa maldita costumbre? En este caso, el título original podría significar “Los difuntos”, o “Los desviados” si nos atenemos a una traducción literal. Cualquiera de las dos difiere bastante del nombre que tenemos que soportar acá, en el culo del mundo, una vez más.

El filme: la historia transcurre en Boston, lo que nos invita a pensar en una muestra muy significativa del funcionamiento y accionar del Gran Mundo del Hampa en Estados Unidos (entiéndase como tal al conjunto formado por hampones y policías). Una de las cosas que más me gustó de la película es que muestra a este gran mundo como un conjunto muy desequilibrado, desordenado y desprolijo, con agentes y doble-agentes, espías, traiciones y contra traiciones, un mundo en el que pocos ganan y muchos pierden: un fiel reflejo de las sociedades regidas por el sistema capitalista.
La mano de Scorsese se deja ver en todo momento y gracias a ello la película se disfruta de principio a fin. Tanto las cámaras, como la dirección de actores, y hasta en algunos toques el guión, desnudan el estilo de este gran director. No es su mejor película pero es un buen retorno a lo realmente bueno, sobre todo si tenemos en cuenta que su anterior realización (The aviator…cuyo título fue correctamente traducido!!) no fue una panzada de buen cine, precisamente.

Los actores: Pavada de elenco reunió Scorsese para The Departed. Entre los más destacados por su nombre, Nicholson sobresale por ciertas perlas “nicholsoneanas” a lo largo del filme. Por mencionar algunas, una revoleada de ojos al estilo Jack Torrance (The Shining -1980-), y una sobria muestra de rudeza a la hora de torturar un poco a Di Caprio para asegurarse su lealtad. De los demás, Matt Damon y el propio Leo cumplen sobradamente con la parte que les toca, dejando servido el mote de “el que se come la película” a Mark Wahlberg. (Boogie Nights -1997- o Planet of the Apes -2001-). El pibe simplemente la rompe. Haciendo el papel de segundón de un jefe policial transparente (Martin Sheen) tuvo a su cargo las líneas más sagaces del filme, desplegando con una enorme calidad actoral para un trabajo de acondicionamiento mental y desmoralización extrema sobre un pobre aprendiz de polizonte, condenado de entrada a cumplir una riesgosa misión de doble agente. Recomiendo prestar atención a este rol, cuyo peso en la historia es más grande de lo que a simple vista parece.

La perlita: Produce escalofríos detenerse en un pasaje de la película en el que se menciona casi al pasar, como si estuvieran pidiendo un Big Mac, que dentro de unos veinte años, Estados Unidos y China entablarán una inevitable guerra (¿Mundial?) para la cual ya se están construyendo los cimientos tecnológicos sobre los que se apoyará.

Calificación: partiendo de un piso muy alto por el solo hecho de ser una película de Scorsese (no recuerdo haber visto un filme suyo de menos de 6 puntos), “The Departed” tiene bien merecidos sus 8 puntos. Una historia de larga duración que no se estira por demás y con un final de alto voltaje policial.

4 comentarios:

  1. Qu groso Nono, hasta parece que sabes de cine y todo :P

    ResponderEliminar
  2. Gran review! hasta me dieron ganas de ir al cine!

    ResponderEliminar
  3. Se comenta en los pasillos de planb que el Nono labura de querusa para una distribuidora de cine.
    el tiempo dira si es verdad o no

    ResponderEliminar
  4. Calumnias!!!
    Este es un comentario 100% anarquista e independiente!!!

    ResponderEliminar